martes, 14 de agosto de 2012

Kinesiología: ¿qué es y su importancia en la rehabilitación?


                La Kinesiología (del griego kinésis, movimiento y logos, estudio) es el estudio científico del movimiento humano y es fundamental para el análisis y tratamiento de problemas en el sistema músculo-esquelético. El kinesiólogo es especialista en el mantenimiento de la capacidad fisiológica del individuo y en la prevención de sus alteraciones. Su formación le permite intervenir en la recuperación y rehabilitación psicomotora, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos de naturaleza física. En algunos países existen algunos terapeutas físicos que son también reconocidos como kinesiólogos, aunque no legalmente. La diferencia general entre el trabajo de un kinesiólogo y un fisioterapeuta es que un kinesiólogo evaluará el movimiento o problemas en el movimiento con respeto a la fisiología, anatomía y biomecánica para luego generar una hipótesis diagnóstica diferencial con las causas del problema, mientras que un fisioterapeuta aplicará las técnicas terapéuticas para corregir los problemas identificados por el médico. En ciertos países, un kinesiólogo y un fisioterapeuta pueden realizar el mismo trabajo sin tener mayores diferencias que la nomenclatura, nombrando inclusive sólo como kinesiólogo a la persona que ejerce ambas funciones mencionadas con anterioridad. En el caso de la Republica Dominicana no existe la profesión de kinesiólogo, si no de fisioterapeuta. Su función en general, en la actualidad, es solamente la de aplicar las técnicas terapéuticas según el diagnóstico médico para una patología dada.
               En algunos países, esta disciplina está muy avanzada y tiene un gran campo de especialidades, las cuales abarcan:
·         Kinesiterapia en Traumatología, Ortopedia y Ergonomía.
·         Kinesiterapia en Área Deportiva.
·         Kinesiterapia Cardiovascular.
·         Kinesiterapia Respiratoria
·         Kinesiterapia Neurológica.
·         Kinesiterapia Adulto Mayor.
·         Kinesiterapia Estética.
·         Kinesiterapia Unidad Paciente Crítico.
·         Kinesiterapia Quemados.
·         Kinesiterapia Oncológica.
Todas estas disciplinas forman parte dentro de un equipo multidisciplinario del área de la salud en donde el médico lidera este grupo con el objetivo de solucionar la causa de la enfermedad del paciente y no solamente los síntomas.
Por lo general, la especialidad que más se conoce es la kinesiterapia traumatológica, de la cual hablaremos en estos momentos.
Ante lesiones musculo-esqueléticas (daño articular, óseo, muscular, ligamentario) o posterior a una cirugía es sumamente importante la realización de rehabilitación lo más precoz posible luego de la derivación médica ya que una rehabilitación bien realizada, se debe centrar en las causas del problema más en que la disminución de la sintomatología.
Los objetivos generalmente en los casos de lesiones agudas se centran en un principio en disminuir el dolor y el aumento de la inflamación para luego atacar la causa que por ejemplo en una inestabilidad articular puede estar siendo producida por una falla de la musculatura estabilizadora. En estos casos la rehabilitación debe poner énfasis en la reeducación motriz para generar un patrón de movimiento estabilizador que evite la inestabilidad y con ello un posible daño intra y/o extra articular. Para lograr estos objetivos, la terapia física cuenta con distintas alternativas terapéuticas para poder cumplir con los objetivos trazados en la evaluación kinésica inicial: fisioterapia, movilización articular y miofascial, drenaje linfático manual, ejercicios de reeducación motriz, ejercicios anaeróbicos para potencia muscular, ejercicios aeróbicos para entrenamiento cardiorespiratorio, etc.
Dentro de la fisioterapia podemos nombrar
·         Electroanalgesia: es la aplicación de corriente para disminuir el dolor. Existen distintas modalidades de corrientes analgésicas que se diferencian entre sí por su polaridad, frecuencia y duración del pulso principalmente. Podemos mencionar, dentro de estas, a las corrientes TENS, TIF, Alto Voltaje, Microcorrientes y Träbert. Estas se utilizan en todos los procesos dolorosos, sean estos agudos o crónicos.
·         Electrofortalecimiento: es la aplicación de corriente para estimular la contracción muscular mediante la descarga de neurotransmisores desde las fibras nerviosas  al músculo. Se pueden mencionar las corrientes TIF y Rusas. Se utilizan principalmente en atrofias musculares post quirúrgicas como en operaciones de grandes articulaciones de hombro, cadera o rodilla.
·         Corrientes Anti Edema: aplicación de corriente para que mediante la activación muscular y del sistema linfático se pueda disminuir el edema de la zona o extremidad afectada. Las corrientes que se utilizan son Rusas y Diadinámicas y se utilizan principalmente para esguince de tobillo, mastectomías, celulitis e implantes como el mamario o glúteo.
·         Ultrasonido: onda mecánica que activa la irrigación sanguínea local, orienta las fibras de colágeno dañadas y ayuda en el proceso de osificación del hueso. Se utiliza en fracturas, esguinces, desgarros musculares o problemas tendíneos.
·         Onda corta: equipo conocido como ultratermia o calor profundo. Esta onda magnética penetra en el cuerpo de manera profunda y provoca un aumento de la temperatura de forma local. Así se logra un aumento del riego sanguíneo que disminuye el edema y acelera los procesos de reparación de los tejidos dañados. Se utiliza principalmente para problemas articulares como artrosis, meniscopatías de rodilla o hernias lumbares.
·         Láser terapia: es la aplicación de energía láser de baja intensidad que facilita la actividad bioquímica celular y con ello estimula la reparación de nuestro organismo. Se aplica principalmente en problemas tendíneos como el codo de tenista (epicondilitis), codo de golfista (epitrocleítis), hallux valgus (juanete) y rizartrosis (atrosis dedo pulgar).
       Movilización Articular:
Es una técnica de movilización articular que consisten en movimientos de tracción y deslizamiento de la articulación con la finalidad de prevenir adherencias de la cápsula articular o la acumulación de desechos articulares post inmovilización.
Movilización Miofascial:
Consiste en una movilización suave y mantenida de los tejidos miofasciales que cubren a las fibras musculares y que muchas veces generan trigger points o puntos dolorosos por falta de irrigación o isquemia.
Drenaje Linfático Manual:
Es una técnica de masoterapia que busca activar el funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación del líquido intersticial principalmente post mastectomías o en caso de cirugías plásticas como en implantes de mamas o glúteo.
Ejercicios de Reeducación Motriz:
Estos tipos de ejercicios buscan principalmente trabajar la musculatura profunda de las articulaciones, las cuales son las estabilizadoras primarias de las articulaciones. La inhibición articular se acentúa aun más posterior a lesiones u operaciones por lo que se hace imperativo este tipo de ejercicios para lograr una recuperación óptima.

Publicado y desarrollado por Roberto Larrain, Kinesiólogo y Magíster en Medicina Deportiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada